15 noviembre 2010

De día o de noche

Todo transcurrió durante la precipitación del suspiro por sobrevivir.

Cuando el amanecer se atrasó un poco más en despedir a la noche embriagada en el sueño, clamando por un poco más de oscuridad. La despedida con su brillo azul fue impecable, no fue necesario gotas de sudor para adornar las palabras que fueron dichas. Ni siquiera fue necesario que la brisa helada rosara el cuerpo ya moribundo de placeres.

El cigarrillo añoraba unos labios, y fue el único consciente de la importancia de la brevedad de la vida, aquella noche.

La perspicacia del primer rayo de sol incendió las alas colgadas sobre el alba nublada.

Y lo único que quebró el silencio fue la risa de su alma desde el otro lado de la habitación, quien se había cansado de jugar a las escondidas.

El amanecer sobrevino como un duende sobre la ventana, hizo su fusión natural de fantasías y realidades... y se desvaneció en búsqueda del próximo arcoíris.

Y Morfeo nuevamente fue vencido, por los caprichos de sueños en naufragios inesperados.

7 comentarios:

Alejo dijo...

Cada vez parece sobrevenir un escrito mejor que el anterior. Nada más que aportar, es sencillo pero lleno de imágenes; sinceramente: C'est Magnifique !

Belén dijo...

Cuidado con las risas de las almas, si se cansan de esconderse, mejor es cuerpo a tierra

Besicos

Alicia dijo...

Que tan atento Alejo, mil gracias.

Naturalmente Belén pero deberíamos algunas veces permitir que esas risas del alma alteren un poco la realidad, sería algo interesante ver como nuestra lucidez entra en caos.

♦PªU♦ dijo...

La eterna lucha con Morfeo!! ajajaj
me ha ganado, le he ganado, la guerra no acaba!

Me gusto mucho tu blog, un beso!!!

Alicia dijo...

Muchas Gracias "Pau"... Espero seguir gustandoles

Ricardo Miñana dijo...

Que pases unas felices fiestas,
y que la paz y la felicidad entren
en tu hogar.

Un abrazo

Alicia dijo...

Hola Ricardo Feliz navidad para ti tmb... El atraso se debe a q estuve fuera de la ciudad para celebrar el fin de año. Saludos